Noticias

15/06/2017

La preocupación por el incremento de personas obesas en el mundo ha llevado a muchos expertos a buscar caminos alternativos para que niños y jóvenes coman más sano y consuman más frutas y verduras. Un último intento sugiere que cambiar el nombre de las verduras y frutas, haciéndoles más excitantes y atractivos, hace que los estudiantes elijan estos alimentos sanos con más frecuencia.



El estudio se ha elaborado en la Universidad de Stanford y ha sido publicado esta semana en el JAMA. Cabe recordar que los últimos datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud este mes de junio aseguran que “un 10% de la población mundial padece obesidad y enfermedades relacionadas, como problemas cardíacos y diabetes tipo II”. La enfermedad viene siendo catalogada por los expertos desde hace años como La Epidemia de nuestro tiempo.



Zanahorias retorcidas y cítricos glaseados



Cualquier medida es buena si se ataja el problema del sobrepeso y la obesidad, promoviendo la ingesta de alimentos nutritivos y saludables, aunque, muchas veces, esta comida es percibida por muchos como menos sabrosa. ¿Cómo podemos hacer entonces que estos alimentos resulten más seductores? Para contestar a esta pregunta, los expertos decidieron describir estos alimentos sanos con términos más excitantes e indulgentes, términos que se suelen usar con comida no tan saludable, y averiguar si este cambio hacía que las personas consumieran más verdura. 



Leer noticia entera aquí.